Máquinas

Anónimo, Garden Party on the Terrace of a Country House (Fiesta al aire libre en la terraza de una casa de campo), C. 1725. Óleo sobre lienzo con oro. Denver Art Museum; donación de Frederick y Jan Mayer.

Máquinas

Construir máquinas con nuestro cuerpo es una manera fantástica para entender concreta y físicamente los conceptos abstractos.

Antes de mostrarles esta actividad con una obra de arte, empiece con una máquina familiar, como un autobús o una licuadora.

Pídales a los niños que ayuden a hacer una lista de los objetos necesarios para construir la máquina. Por ejemplo, si es un autobús, los niños podrían decir "volante", "limpiaparabrisas", etc.

Cuando tenga una lista, pídale a un niño a la vez que imite uno de los objetos de la lista con un movimiento y sonido repetitivos. Por ejemplo, si el niño elige "limpiaparabrisas", podría mover los brazos de un lado al otro y decir: "Scuic, scuic, scuic".

Siga agregando niños hasta que la máquina esté completa. Los niños del público pueden observar con atención para ver si le falta algo a la máquina.

Hágalo de nuevo con una obra de arte. Puede ser abstracta o representativa. Por ejemplo, podrían construir una máquina de fiesta con la obra que se menciona aquí. Con una obra abstracta, construya una máquina a partir de un tema. Pregúnteles a los estudiantes qué les recuerda la obra y construya una máquina a partir de una de sus sugerencias.

Haga una lista de conceptos o de palabras que los niños vean en la obra. Luego construya una máquina basándose en sus respuestas.

Use preguntas orientadoras para motivarlos a pensar:

  • ¿Qué más necesitamos para nuestra máquina?
  • ¿Qué palabras diría esta obra si pudiera hablar?
  • ¿Cómo podríamos hacer que la máquina fuera más rápida? ¿Y más lenta?

*Lauren Dennis, colaboradora de los programas de aprendizaje de la primera infancia de la Biblioteca Pública de Denver, fue quien escribió esta idea creativa para el salón de clases.